Ediciones especialesEjemplar PilotoHumanidades y letras

Jota Paint

Entrevista a Jota Paint maestro del Tatoo barcelona

Por: Malu Rivero Pascual

Jota Paint

¿Un color?

¡Por ideas políticas el rojo! Artísticamente… el negro.

¿Un libro que debería leer la gente para estos tiempos turbios?

Un libro que tenga que leer el mundo… me leí un libro en Bali sobre la religión hinduista.

¿Qué valor aprendiste con este libro?

A valorar el mundo. Pero no soy de leer libros, leo revistas, blogs de política.

¿Una web que nos recomiendes pues?

Podemos. ¿Y una obra de arte que todo el mundo debería ver? Cualquier obra de Bernini, me parece increíble el realismo al que llegaron en esos años, además con la poca tecnología de la que disponían.

¿A lo mejor por eso mismo no?

Sí, sí, por el trabajo que llevaba, de hecho es lo que se valoraba en aquellos años en el arte.

¿Y artista contemporáneo?

Greg Craola Simkins, es el hombre que me ha inspirado a pintar lo que yo hago. ¿Nos puedes decir en primicia cual va a ser el próximo tattoo que te vas a hacer? El próximo que tengo pendiente es una oveja negra.

¿Te gusta el arte, verdad?

Me encanta. ¿Por qué tipo te decantas? Surrealismo… surrealismo-PopArt, es una corriente que hay ahora y viene creada del rock’nroll, el tatuaje, el graffiti, todo ello en cuadros. Es un poco la línea en la que intento pintar yo.

¿Qué no falta en tu estudio, tienes algún amuleto/manía?

No, no soy muy de estas cosas. Para mí lo único importante, lo único que vale en la vida es el sacrificio, y cuando vas avanzando en la vida ves que no hay otro camino.

¿Influencias?

En mi caso viene más del graffiti que del mundo del tatuaje. Me he fijado más en ilustradores normalmente que en otros tatuadores, porque si no al final acabas copiando.

¿Es difícil innovar en el mundo del tattoo?

Sí, a día de hoy ya sí.

¿Por qué?

Porque hay mucho nivel actualmente.

¿Cuándo ha dado ese vuelco en España?

Yo creo que fue entre diez y cinco años atrás. Cuando empecé yo aún se veía un mundo muy antiguo el del tatuaje, pero también empezaron a meterse los graffiteros y yo creo que ha influenciado mucho la cultura del hip-hop que en esos años estaba en auge. Los graffiteros empezaron a coger un nivel muy alto pero tampoco podían vivir de ello entonces yo creo que la gente empezó a buscar otro mundo como el del tatuaje, la ilustración…

¿Fue ese tu caso?

Yo empecé en el graffiti y de ahí salté al tatuaje que es lo mismo.

¿Lo mismo?

No, me refiero a que cuando llevas años pintando graffiti te planteas ‘bueno y ahora a que me dedico?’ Porque realmente viven cuatro del graffiti en el mundo entonces ves un buen camino a seguir, visto que los antiguos profesionales del mundo del tatuaje no tenían un nivel de dibujo muy alto.
Aparte de por una salida económica por algo más te tiene que gustar…

Te gusta tatuar o no te gusta tatuar. El rollo de marcar a alguien la piel es muy guay, porque creas un vínculo, tú has tatuado a esa persona y eso se lo lleva a la tumba, es de por vida, está muy guay hacer arte en la piel.

¿Cómo es la experiencia del cuerpo cual lienzo?

No tiene nada que ver, encerrarte en tu casa a pintar un cuadro en tu estudio que es algo súper personal, sólo para ti, aunque después lo expongas a todo el mundo. Como cuando un cantante escribe sus letras en su casa encerrado en su habitación, pues esto es lo mismo.

También el tatuaje es la parte más social del dibujo creo yo, con el que más socializas porque quedas con alguien discutes como lo vas a hacer como no.
Pero de algo tan intimista como el tattoo después he visto que Jota Paint también hace murales gigantescos para el gran público, ¿con qué te sientes más cómodo?

No tengo un ego muy grande para eso. Normalmente el graffiti tiene ese ego en el que enseñar por eso firman tan grande y firma, y firma, y firma… Yo empecé en el graffiti porque me encantaba dibujar, y empecé a dibujar tan grande y flipé. No te puedo decir es mejor o peor, me aportan distintas cosas. El tatuaje me hace dejar la parte más antisocial del pintor y con el graffiti estas en la calle socializas con muchos tipos de gente porque normalmente viajamos para pintar a Zaragoza, Milán, Barcelona, París, donde sea.
Vale, no te mojes, no te mojes no pasa nada.

¿Entonces ese vínculo que creas con el tatuado alguna vez se ha roto, has tenido algún cliente descontento?

No, no, eso no me ha pasado.
¡¿Nunca?¡ Uau eres virgen, ¿por qué crees?
Es tener un respeto hacia la gente con la que trabajas. Ahora todo el mundo tatua, entre que no tiene ni idea de tatuar ni que ha dibujado en su vida se creen que con coger un lápiz dos días lo van a arreglar. Y no, tienen que tener un esfuerzo y una dedicación. El que tatua bien es el que estaba en el colegio dibujando las caras de sus profesores y de esos hay uno o dos por clase, no como ahora la cantidad de gente que hay tatuando.

¿A qué tattoo artist le dejarías tu piel?

Ya lo voy haciendo. Todos los que me lo han hecho son gente de mucho nivel.

Nooombres va;

¿Nombres? Joan, Victor Chil, Xavi García Bosch, Joaco de Human Fly, de lo mejor que tenemos en España pero hay otra gente.

¿Por qué también hay estilos, no?

Hay estilos, en este momento coincide bastante con la moda. Mi estilo es el new school que en el mundo del tatuaje no esta tan de moda como a lo mejor el old school o el neotradicional. Puede que tenga más éxito el que se pone hacer neotradicional que el que hace new school pero si el que hace newschool tiene un nivel alto también tendrá su camino.

¿Cómo has creado tu estilo? ¿Y la iconografía; como el timón, las llaves, la nube con un ojo…?

Bueno eso lo has visto en cuadros y en algunos tatuajes ¿no? A ver cosas como las llaves son cosas que me han pedido, pero las nubes con los ojos llorando reflejan la tristeza del momento.

¿Un momento personal no?

Es lo que te decía cuando pinto un cuadro es muy personal, con el tema de la nube tengo un cuadro con una rana sentada encima de un bar, de una caseta que pone “Bar Olvido”, y está lloviendo. Después tengo momentos más felices en los que pinto cosas marineras, me gusta mucho el mar.

¿Porque, de dónde eres?

Soy de aquí (Barcelona), vivo en Cunit y allí hay mar. Me gusta el surf, lo practico, mi padre es pescador de toda la vida. Somos una familia muy vinculada al mar, por eso hago sepias, pulpos, hago muchos animales de mar. Animales humanizados, la ironía de la idiotez humana pues se la paso a un pulpo haciendo algo humano muy tonto, cuotidiano. (…) Y así el que lo entiende lo ve y el que no pues no se entera.

¿Entonces cuál es el don más importante de un tattoo artist?

La mano, el lápiz, el trabajo duro con el lápiz. Todo el mundo cree que para ser un buen tatuador tienes que tatuar mucho pero no sólo eso, como la pintura son técnicas y lo importante es saber dibujar y tener un estilo propio.

Así que, ¿el dibujo a lápiz es lo más importante para un tatuador?

Sí, el paso uno es dibujar. Aunque tu hagas estilo tradicional, más básico, de líneas gordas da igual tienes que saber cómo son las formas, las superficies…

¿Cuál es el siguiente paso del mundo del tattoo?

Está en auge, se ha normalizado en muchos países como España, no era como EEUU, Holanda, Inglaterra que estaba normalizado hace más años. Cuando yo llegué allí a trabajar te sorprende que te venga un niño de 18 años a hacerse uno y la madre le diga ‘no háztelo más grande’ cuando aquí te dice ‘no hijo háztelo más chiquitito’, y es que allí saben que cada tattoo tiene su tamaño porque ya llevan más años. Mientras más años pasan más cultura hay sobre algo. Y el tatuaje está en cambio, han cambiado hasta las máquinas, antiguamente eran de bobina, rotativas, y acabaremos tatuándonos por láser seguramente como en las películas, aplicación tatto iphone por láser por ejemplo.

¿Realmente puede quedar un buen trabajo en una piel negra?

Sí, lo que pasa es que no es tan visible. Yo te puedo hacer un realismo súper oscuro pero se va a ver una mancha negra, cada uno tiene que saber lo que le queda mejor. A lo mejor una persona oscura de piel tiene que tatuarse cosas más cónicas y no un realismo que no se vaya a apreciar, en cambio un maori sí que se va a ver mucho mejor.

¿Un gasto de dinero inútil?

Es un juego profesional de decir que sí y que no. Yo tengo amigas de color, y muy oscuras, y les he tatuado cosas muy pequeñitas y a ellas les encanta, están enamoradas. Y yo se lo digo, ‘si es que no se ve!’, pero ellas están súper contentas, al final es la actitud.

¿De dónde sacas las tipografías? ¿Qué piensas de las frasecitas?

No me gustan mucho. Pero a cualquiera que se dedique al dibujo no le gustan mucho. Y en el graffiti tampoco era muy fan de hacer letras.

A mí me hace gracia cuando la gente se tatua cosas en idiomas que no conoce…

A mí me han llegado a pedir una cosa muy cutre; ponme una cosa en tailandés y abajo me pones la traducción en castellano.

También considero que en un tatuaje tienes que saber hacer las letras con un dibujo, porque al final las letras son muy evidentes. A mis clientes les intento decir ‘oye pues en vez de hacerte el retrato de tu hija hazte algo que tengas en común con ella’.

Yo intento no poner nombres de parejas, si quieren algo en común pues hazte tu una llavecita y el otro el corazón con la cerradura. Porque hay cosas que se pueden representar de otra manera y el día que lo dejas pues mira llevas un corazoncito con una cerradura, y al próximo novio le haces tatuarse otra llave. Claro que no tengas que cortarte una mano.

¿Hay algún tatuaje que hayas dicho no?

Sí, bastantes cosas, tipo un Pinocho en un miembro viril.

¿No tatúas genitales?

No.

¿Tattoos por estética o por significado?

Por significado. Pero si te digo la verdad cuando llevas un tiempo en el mundo del tatuaje lo normalizas todo.

¿Qué quieres decir?

Porque al principio yo le daba mucho valor sentimental, pero cuando va pasando el tiempo y te van diciendo ‘oye vamos a tatuarnos así de chorra’ y de momento voy diciendo que no pero llegará un día que diré ‘venga va vamos a tatuarnos la chorrada esa’.

¿Al final toda estética tiene un significado no, una moda?

Bueno pero yo intento concienciar que sea por algo. No sea porque se quieran tatuar mucho como estos chavales jóvenes que me dicen; ‘quiero un brazo entero’, ¿y qué quieres?, ‘un brazo entero’ ¿perooo lleno de pichas voladoras o de calaveras o qué? Y lo que quieren es verse cubiertos, no les interesa el valor que puede tener ese trabajo ni estéticamente es una pena.

¿Ha podido convertirse en un complemento de moda?

Sí, y es un problema porque entonces es una moda ya no es un tatuaje, como las estrellas. Entonces cuando pasen unos años estarás cansado del tatuaje, por muy bien que este hecho, pero es que no tiene un significado para ti.

Yo jugaba a saber qué edad tenía la gente o cómo eran por sus tatuajes…

Ya hay gente que me dice ‘ostia los tatuajes para el trabajo…’ pero yo creo que es una tontería. Yo llevo tatuajes y podría ser político, me encanta la política y seguramente acabe en ello en unos años y no pasa nada. Me parece muy feo que te condenen por llevar tattoos, lo que pasa es que hablan de las personas, seguramente mirándolos sabré cómo eres, tus inquietudes… Si llevas tattoos muy mal hechos, no valoras mucho las cosas en la vida y tampoco a tu persona… pero bueno que a lo mejor el tatuador no estaba en su mejor día.

Me hace gracia que le das mucho valor a lo que haces pero tanto el tattoo como el street art son obras efímeras, como mucho un cuerpo va a curar unos 100 años, ¿cómo lo digieres esto?

Me gusta. Me gusta porque le estás haciendo a alguien una cosa que va a lucir allá donde vaya, son cien años de publicidad. Y que a mí me gusta que la gente diga ‘este trabajo me lo ha hecho Jota’ y estén contentos. Pero también me gusta que dure poco, un graffiti mío dura una semana o dos porque hay unos muros legales en Barcelona y sólo se puede pintar ahí. Pero tiene su rollo, o lo ves o no lo ve, también tiene su parte artística si pasaste y viste el muro bien y si no también.

¿Entonces tú que aportas?, si lo que aportas no te importa que desaparezca, a mí me preocupa que el arte de un tatuador se quede sólo en un contexto.

Es que hoy en día no se pierde nada ya, está todo informatizado, queda todo registrado. Y cuando yo salgo a pintar un graffiti lo que busco es diversión, porque al final el arte es muy… yo lo veo como una pintura más de las mías y ya está.

¿Los diferentes tipos de máquinas tatúan diferente, cambia el trazo? Me he informado de que la primera era un diseño del mismo Thomas Edison.

No, realmente la máquina antigua es la más versátil y completa porque tiene tanta regulación que puedes jugar mucho más. Las máquinas modernas tienen menos ángulo para jugar pero son más rápidas, más fáciles de utilizar… La gente que empieza usa las rotativas por no complicarse, que es una pena porque lo bonito también es la tradición del manual, de lo mecánico, yo en mi caso trabajo con ambas.

Tres palabras que te describen:

Currante, es que todo lo resumo ahí.

¡Oh! ¿Talentoso no? D’on no n’hi ha no en raja…dicen.

Es que no me lo creo lo del talento de verdad, considero que…
…Que tú lo tengas no quiere decir que sea fácil…!
¡Pero es que yo no lo tengo! Yo lo he desarrollado, no he dejado de dibujar desde pequeño. Me decía un profesor; normalmente a una persona mayor le pides que te dibuje un humano y te hace bolas y palos… eso te indica a que edad dejó de dibujar. Es sólo porque no has seguido con ese trabajo.

¿Eres autodidacta?

Sí.

¿Cómo en absoluto no te gustaría que te describieran?

Mira, hay una tendencia ahora que es el postureo, no me gusta nada. No me gusta cómo va el mundo encaminado con esto, hoy en día da igual lo que hagas, basta con aparentar serlo. Lo veo como un oportunismo, algunas se creen que son Kat Von D porque tienen buen cuerpo, se ponen cuatro tattoos y el pelo lila… Y lo mismo ellos.
Empatizo, están en todos lados.

Todo el día postureando, estoy aquí con tal, yo he conocido a gente famosa y no me he hecho fotos con ellos, prefiero tomar una cerveza. No quiero vivir de los demás, quiero vivir de lo que hago. Yo estoy harto de conocer a chicas y chicos “soy modelo alternativo”, hay mucha gente que va de modelo, de cantante o de tatuador y los miras y dices si es que no vales, venden un producto que no son.

Bueno no te preocupes que les dura poco tiempo.Es una cosa que me molesta, la gente que se metía en el mundo del tatuaje sin saber, intrusismo puro, pero te das cuenta que al final todo se va poniendo en su sitio.

¿Cómo te ves en un futuro?

Me gustaría meterme en política, no me gustaba nada pero cuando he salido al extranjero he flipado mucho. Mi primer cambio fue cuando me fui a Indonesia, me hizo crecer bastante por dentro y ves la vida de otra manera. El consumismo que tenemos aquí, cómo vamos… no tiene sentido nada, la política que tenemos es horrible. Ahora no porque sería tirar mi carrera por la borda pero considero que es un servicio social que todo el mundo debería hacer.

Click en la portada

click-aqui

Por favor espere unos segundos y haga click en la portada

[calameo code=004298603e229e412155a mode=mini clickto=embed width=480 height=300]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *