yoko

Yoko Suzuki

Para ver revista, CLICK en imagen

página 26

Algunos la consideran la herencia viva, con sus aportaciones y rasgos propios, de la espléndida escuela pianística creada por el malogrado compositor Enrique Granados. Yoko Suzuki, pianista y compositora japonesa, afincada en Barcelona desde el año 2001, donde se instaló siguiendo esa extraña música española, que no conocía y que escuchó por primera vez en Tokio, en un concierto ofrecido por la pianista barcelonesa, gran Maestra del piano, Alicia de Larrocha.

Suzuki es la historia perfecta, musicalmente hablando, donde se dieron las circunstancias óptimas para el desarrollo musical innatas en ella, contando con profesores particulares a la edad de 3 años que apoyaron y potenciaron las cualidades extraordinarias que ya poseía por sí misma. Esas enseñanzas empezadas a tan temprana edad, acabaron en la Universidad de Música Musashino de Tokio, donde obtuvo su licenciatura en la carrera de piano.

La gran maestría de Alicia de Larrocha, junto con aquellas composiciones de autores españoles (Falla, Granados, Albéniz, Mompou…) que nunca había escuchado, la cautivaron hasta tal punto que su único anhelo fue venir a España y conseguir que Alicia la tomara como alumna, cosa harta difícil, pues Alicia, además de ser una conocida pianista internacionalmente, ya era mayor y prácticamente no daba clases de forma constante, exceptuando alguna que otra Masterclasse que realizaba en la Academia Marshall de Barcelona, de la que era directora y fundada por el propio E. Granados. A esto había que sumar sus compromisos nacionales e internacionales que la obligaban a viajar frecuentemente.

Yoko sin embargo, ajena a estos inconvenientes, viajó a España, hablando solamente un poco de inglés y nada de español y se presentó en la Academia Marshall en busca de las clases de su admirada Alicia. Sea como fuere, consiguió entablar contacto con Alicia y empezó a recibir clases de su Maestra, primero en la Academia y después en el propio domicilio particular de Alicia de Larrocha, durante siete años, en los que fraguaron una buena amistad, hasta el fallecimiento de la gran Maestra, el 25 de septiembre del año 2009. Justo ese día Yoko Suzuki ofrecía un concierto en Japón, titulado justamente “Pasión y Amor en España”, donde interpretaba a compositores españoles y en honor a su querida Maestra Alicia. Cuando finalizó su actuación, recibió la triste noticia. Desde ese lejano 2001, Yoko Suzuki ha hecho de Barcelona su hogar, ha editado tres CD, habla perfectamente español, colabora tocando el órgano en la misa de la mañana de cada Domingo, que se celebra en la cripta de la Basílica de la Sagrada Familia y en otras parroquias, sabe perfectamente que los españoles no comemos solamente paella, que no todos somos toreros ni sabemos tocar la guitarra y que existen diferentes sensibilidades en nuestro país.

Escuchar la música realizada por esta extraordinaria pianista, es adentrarse – si uno tiene la suerte de contactar con ella – en un ambiente único, con matices sonoros infinitos que llevan a donde uno quiera y que tocan lo más profundo de nuestro ser, cosa que el espíritu agradece, pues por fin le llega el alimento.

Cierre los ojos, preste atención a cada delicado movimiento, abra el oído y la mente, póngase cómodo y déjese llevar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *