LA BULERIA Y SUS ORIGENES

LA BULERIA Y SUS ORIGENES

Para ver revista, CLICK en imagen

LA BULERIA Y SUS ORIGENES

Por: Ángel Hernández Sevilla – pagina 27

La Buleria, también conocida en el ámbito Flamenco como toque o cante por Fiesta, tiene su origen según los historiadores en las calles Cantarería y Nueva del Jerezano barrio Santiaguero. Hacia la mitad del siglo XIX, se dice que sus habitantes acelerando la medida de la Solea dieron paso a un nuevo estilo repleto de gracia y picaresca, donde acompañaban sus bailes y cantes con más velocidad sin darse cuenta, que nacía un nuevo palo flamenco como ha llegado a ser nuestra querida Buleria. También tenemos otras fuentes que nos indican que tiene sus orígenes en los Jaleos, aunque se suele decir que la Buleria es la hija de la Solea. Fuese como fuese, la verdad es que es una creación extraordinaria la de este gran palo y que ha ido sufriendo modificaciones a lo largo del tiempo, hasta llegar a ser tal y como hoy en día la conocemos.

La buleria, podríamos clasificarla en dos apartados Las Festeras que serían para el baile y Bulerías al Golpe que son para el cante, también tenemos Bulerías por Solea, Bulerías Gitanas, Solea por Bulerías todas ellas con un mismo compás. En relación con la guitarra flamenca, podríamos decir que las hay en tonalidad mayor y menor y que habitualmente se tocan por medios, aunque hoy en día se usan muchas tonalidades diferentes (incluso desafinando alguna de las cuerdas) por lo general tienen tres o cuatro versos octosílabos y es uno de los palos en los que más disfruta el guitarrista, por su velocidad en la interpretación y su capacidad, de poder realizar una difícil improvisación, también se da uso a este bonito palo, como remate de la Solea y las más flamencas (con más Pellizco) se encuentran en el modo dórico. Un gran artista como el “Loco Mateo” fue uno de los primeros en interpretar la Buleria, ya que remataba todas sus Soleas con este nuevo palo sin saber que llegaría a ser uno de los más codiciados y hermosos de nuestro flamenco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *