EJEMPLAR XIV

UN CAFÉ CON ARTE. CONVERSAMOS CON MIA MARTÍ. | ARTEPOLI

CAFÉ ARTE

CONVERSAMOS CON MIA MARTÍ.

Por: Cristina Requena Villalba,

Artículo escrito por: Cristina Requena Villalba, gestora cultural freelance. Fotografías de: Guillermo De Angelis, Calle Sant Ponç, 65 1. º Les Franqueses del Vallès – Barcelona. Mail: cristina@artemisiacultura.com

EL ENCUENTRO

La cita es en la galería Artemisia. Llueve. Un café para aclimatarnos y entramos en materia. Hablamos de arte, de arte abstracto, de la comprensión del arte, de la experiencia del espectador y del motivo del creador. Hablamos con Mia Martí.

“El arte lo vivo desde muchos puntos de vista: puedo pintar, puedo ir a ver arte, puedo viajar para ver arte, puedo enseñar… la pintura me interesa desde cualquier punto de vista. Crear es una cosa y ser espectador es otra, el esfuerzo que requieren son distintos y la intencionalidad es diferente, pero puedo disfrutar de la pintura y el arte en general desde cualquier punto de vista”.

Mia es entusiasta. Habla con calma y convencida de sus palabras. Se le nota el oficio. Licenciada en Bellas Arte, especialidad pintura, tiene una dilatada trayectoria como artista y dirige desde hace más de 15 años el Taller d’Art de Sentmenat (Barcelona) además de llevar a cabo otros proyectos artísticos en escuelas con niños y en otros talleres con jóvenes y adultos. Creadora y docente, dos facetas profesionales que se complementan entre ellas y alimentan sin duda la mirada de la Mia Martí espectadora. Correcciones protfolio julia.pages

CÓMO ACERCARTE AL ARTE

“Al arte te aproximas por interés. Has de poner de tu parte, como en todo, pero si hay interés el esfuerzo desaparece”. Lo tiene claro, el arte es para todos, “para todos los que quieran mirar y que se acerquen al arte con humildad, con curiosidad, con ganas de dejarse seducir, o no, pero sin prejuicios” Pero enfatiza “naturalmente para saber si el arte te despierta o no curiosidad has de tener algún primer contacto, por eso es necesaria la educación y la pedagogía”.

Le pregunto que necesito para contemplar una obra de arte. “Depende del tipo de pintura. Si hablamos de mi pintura, que es abstracta, no hace falta nada, bueno si, es necesaria la predisposición, pero nada más, mi obra no se ha de comprender, se ha de mirar y sentir y ya está. Pero hay otros tipos de arte con los que si que hay que hacer un esfuerzo intelectual para comprenderlo. En cualquier caso, siempre es necesario un diálogo entre el espectador y la obra, independientemente del tipo de pintura de que se trate”

ABSTRACCIÓN VERSUS FIGURACIÓN

Le comento que a menudo se cree que se necesita más esfuerzo para aproximarse a la abstracción que cualquier otro tipo de arte. “El arte abstracto tiene una lectura diferente a las otras artes. Digamos que frente al arte abstracto no hace falta que haya una comprensión, pero sí es más exigente. Cuando aparece el elemento figurativo la lectura está muy condicionada porque se convierte en un elemento que te guía hacia un discurso más o menos comprensible. Es verdad que para el espectador que no está acostumbrado, la falta del elemento figurativo es un obstáculo porque le dificulta la comprensión de la obra. Sin embargo, para la persona acostumbrada a mirar distintos tipos de arte esa dificultad desaparece. Es una cuestión de naturalidad, depende de la familiaridad que se tenga con el arte”. Mia Martí raramente incorpora el elemento figurativo en su obra. No lo necesita. Por no necesitar ni siquiera pone nombre a sus obras. “¡Claro! (un claro rotundo), porque seria un elemento figurativo que estaría añadiendo” Y aquí hace una pausa que no me atrevo a romper. “Mis últimas obras si tienen este elemento figurativo porque incorporo la fotografía, pero intento tratarlo como si fuera un elemento abstracto si aparece un edificio no lo entiendo como tal, lo entiendo como unas formas, unos colores… procuro alejarme siempre de ese elemento figurativo que condiciona al espectador hacia algo más concreto”

Me posiciono delante de tu obra, me atrae tu paleta de colores, me gusta la sugerencia de tus líneas, tus composiciones bien estructuradas. ¿Se me escapa algún mensaje o busco solo la experiencia estética en tu obra? ¿Miro y siento, nada más? “Has de mirar y sentir, nada más. El tema de mi pintura es la pintura en sí misma. Por ejemplo, en una obra de Morandi aparecen jarrones y demás, pero si te aproximas a observar un rinconcito de la obra, solo ves pintura, pintura por ella misma: el trazo, la huella del pincel, la veladura, el no sé que… para mí eso ya es motivo de una obra. Y eso es justamente lo que yo intento, hacer pintura a través de formas, colores, la manera de distribuirlos, las transparencias, todos los elementos que forman mi lenguaje y que utilizo para eso, para hacer pintura. Y cuando digo pintura me refiero al concepto porque incorporo grabados, fotografías…

Ahora bien, si, busco la experiencia, pero no la experiencia estética como tú me has preguntado. La experiencia delante de una obra es un hecho vivencial. Yo quiero que mi espectador se acerque a mi obra como yo me acerco a la obra de otros pintores. Es decir, el echo vivencial en sí. Es difícil de explicar. Me refiero a que esa experiencia se convierta en un espacio que se aleja de la realidad más cercana, motivo por el cual desaparecen los elementos figurativos. En esa realidad, la que yo propongo en mis cuadros, si aparece un elemento figurativo es anecdótico. Tal vez el espectador le da más importancia de la que tiene. Tal vez hay un espectador que no desee mirar más lejos, que ya tenga suficiente con esa lectura, pero no es mi intención. Pero no pasa nada. Yo planteo una realidad, si el espectador termina viendo el edificio, bien, está bien”.

ARTE ABSTRACTO (y sus múltiples realidades)

Me entusiasma como Mia Martí habla de la pintura abstracta. Tal vez porque yo soy muy terrenal y sin embargo me seduce la idea de abandonarme a nuevas y diferentes realidades. Le sugiero que me hable de su manera de interpretar la realidad que nos rodea, porque todo tiene una apariencia, formas y volúmenes que reconocemos a través de la mirada. “Cuando estás en un espacio tú ves a través de la mirada, y es muy importante, y también sientes a través del resto de los sentidos: las sensaciones, los olores… Es un conjunto. Y esto es una experiencia vivencial. Lo mismo cuando contemplas una pintura. Insisto, para mí, es una experiencia vivencial”.
¿Entonces -le pregunto- si contemplo una obra figurativa, cómo funciona? “Igual. Pasa que para mí el elemento figurativo te condiciona” De nuevo recurre a Morandi “La mesa, el jarrón, tú lo ves, y sin embargo, hay pintura. Puedes quedarte aquí, que está muy bien, pero puedes también tener la experiencia vivencial de la que hablamos contemplando sus jarrones. Y sin embargo ¿ves?, es una obra figurativa”.

Mia Martí se ha soltado. Ya no necesita de mis preguntas. Me sigue hablando del arte abstracto. “La defensa de la abstracción es muy complicada. Pero a lo largo del tiempo veo entre mis alumnos y espectadores que la gente que persiste va entrando. Lo único que ha de hacer el espectador es mirar. Y ya está. Tan fácil y tan difícil. Y a ver que pasa” Hace pausas breves, pero sigue argumentado su manera de entender el arte. “Es una cuestión intuitiva. Tú no razonas una experiencia vital: te sientes bien en un lugar y no piensas los motivos por los que estás bien, simplemente sientes que lo estás. Luego puedes observar a tu alrededor, pero a priori es intuición, es una sensación. Es lo mismo que me pasa cuando miro una pintura, lo que me pasa a mí, como espectadora o creadora. Siento que una pintura es armónica, no analizo la composición para llegar a la conclusión que es armónica, lo siento.”

LA OBRA DE MIA MARTÍ

Me cuenta que ella siempre ha trabajado la abstracción. Siempre tuvo muy claro que este era su camino, que se sentía cómoda con este lenguaje. Eso no significa que no dibuje figurativo. Sin embargo, me cuenta que históricamente el camino del figurativo hacia la abstracción lo hicieron muchos otros artistas y movimientos, ella no necesitó, tuvo la opción directa de ir a la abstracción porque al conocerla le pareció su medio natural.

Mia Martí trabaja pintura sobre tela, hace collage, grabados, edita libros de artista… y sin embargo, más allá de técnicas y soportes, toda su obra tiene huella. “Bueno, mi discurso ya está consolidado y tengo una línea de trabajo. Una línea que he ido defendiendo con el tiempo y que me ha llevado a explicar lo mismo con distintos recursos”

Le pregunto por su interés en la edición de libros de artista. “Me interesan mucho como espectadora y como artista. Es otro formato, de proximidad, que implica una manera de acercarte a la obra muy diferente. Ya no se trata de tener una obra colgada en la pared que contemplas mientras estás de pié, frente a ella. El libro de autor lo tienes entre tus manos. Lo abres, lo cierras, lo tienes allí encima, te lo llevas, es pequeño, lo controlas con la mirada… es muy diferente la relación que se establece entre espectador y obra. Además, el libro es un formato al que todos estamos habituados. Ofrece unas posibilidades
expresivas distintas ya que se establece una relación directa e intima entre el artista y el libro, entre el espectador y el libro. (*)

EL LENGUAJE DEL ARTE

“El arte es un medio, un lenguaje, el mejor.” ¿No tiene fronteras? -Le pregunto- “Bueno, eso no lo sé, porque el hecho cultural es importante: a lo que estás acostumbrado, lo que has visto y vivido lo asimilas de una manera u otra. Lo que mira un australiano es diferente de lo que yo veo desde Barcelona. Es vivencial, todo lo que has visto, sentido, viajado, todo… la vivencia. Somos personas a las que nos ocurren cosas, nos han educado de una manera determinada, hablas un idioma… todo eso es tu realidad. La pintura es una realidad, como hay otras”

Mia me pide que no lo escriba (se que no me lo tendrá en cuenta) pero me explica que en todas sus clases explica que el arte es una expresión donde intervienen: un emisor, un mensaje y un receptor. “Pero (y ahora baja la voz) no estoy tan segura que sea así en mi caso. Es como una realidad, no quiero explicar nada, yo planteo esto y ya está.”

 

 

ULTIMAS REFLEXIONES

Vamos terminando. Mia, la espectadora, tiene una mirada y una sensibilidad educada. Mia la artista lo tiene claro “lo más importante es ser honesto, y esto tal vez comporte un riesgo: no hacer algo que guste a todo el mundo. Pero tú has de ser honesto sino la obra no es verdadera, y si no lo es, no tiene ningún sentido” Mis preguntas no terminan nunca, cada una de sus reflexiones me despiertan más dudas (y eso me encanta). ¿Cómo se diferencia en el arte abstracto si una obra es honesta o no? “Es una percepción muy personal fruto de un aprendizaje de muchos años. Sea figurativo, abstracto o lo que sea, es indiferente: lo sabes y ya está. Es como una música que te llega y te emociona aunque no entiendas la letra. Lo sabes porque es un hecho vivencial, de piel con piel, de tú a tú. Cuando empiezas a mirar, si para ti vale, ya está, suficiente. Si tú crees que te llega y te gusta y te interesa, ya está. Es muy simple. Insisto, es una cuestión de piel, de conexión.

Última pregunta. Ya sé que me va a responder, pero se la tengo que hacer. ¿El arte ha de ser comprometido? “El arte no ha de ser nada en concreto. El mío es este, otro que haga lo que le interese. ¿Por qué he de hacer una cosa comprometida socialmente? No…” Se me escapa media sonrisa mientas le pregunto de nuevo ¿si no quieres ofrecer ningún mensaje, ni buscas la experiencia estética, no pretender un arte denuncia…? “Es una vivencia. Si hago arte abstracto estamos en el ámbito de la abstracción. Es vivencial, es lo que me pasa a mi como espectadora. Disfruto de un trocito de no sé que… es pintura. Blanco sobre blanco de Malévich. Es pintura. No es pintura óleo mezclado con… es “la pintura”. Le recuerdo que blanco sobre blanco es una pintura altamente comprometida con un mensaje concreto “Si, por el contexto histórico y demás, si, y la ves en un museo y está muy bien que tenga la cartela que te explique. Fuera todo eso. Es pintura. No es más.”

Un silencio largo, larguísimo.

Mia Martí me dice por undécima vez: “Cristina, esta es mi opinión, y mi pintura, no es dogma. Solo es mi opinión”.

Le ofrezco otro café, ¡se lo ha ganado!

(*) El sábado 18 de noviembre Mia Martí realizará el taller práctico “Mi libro de artista” apto para todos los niveles. Más información: info@artemisiacultura.com.

Ver en página 12

Recibir en casa

Ver número

Ver simulador

Octubre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *