Patriarca del toque extremeño

MIGUEL VARGAS | Patriarca del toque extremeño

MIGUEL VARGAS
MIGUEL VARGAS
Foto: Alfonso Otero

Patriarca del toque extremeño

Por: Ángel Hernández Sevilla

Cuando uno empieza a escribir un artículo sobre un gran artista como es Miguel Vargas, no se sabe muy bien por donde comenzar, por su larga trayectoria, anécdotas, alegrías y sufrimientos, siempre acompañado de su fiel Sonanta, que le ha llevado a lo más alto en tierras extremeñas y fuera de ellas, para crear escuela con su Toque y apadrinar el Toque Extremeño.

Su Toque se puede definir como un aroma primitivo que ha vuelto a resurgir, esencias cocinadas a fuego lento con aromas extremeños, bañados en aguas de cultura y que hacen mella en el gusto por el Toque Flamenco.

Muchas opiniones han sido publicadas en diferentes medios de comunicación sobre Miguel Vargas, entre las que podemos destacar las siguientes:
“Miguel Vargas es un gitano de Mérida cuya guitarra suena a gloria. Sonoridad de campana gorda, en que el pulgar lo hace casi todo. Es un toque primitivo, elemental si se quiere, tanto en concierto su creación sobre los jaleos fue esplendida como acompañando.”
Ángel Álvarez Caballero EL PAIS
“En cuanto al tocaos Miguel Vargas, dejo claro que es un excelente profesional.”
Manuel Ríos Ruiz ABC

Miguel Vargas Molina nace en el año 1956 en Beja (Portugal), descendiente de etnia gitana. Su primer contacto con la guitarra que de forma autodidacta aprendió, la tuvo en las reuniones de gitanos donde escuchaba antiguos y quebrados sones para acompañar al cante con la técnica del punteado, más adelante se fue cultivando y construyendo un estilo de toque que desprendía un aroma echo a fuego lento con texturas extremeñas, todo esto le llevaría a crear su propia escuela, ya que todos los guitarristas interpretan hoy en día sus Toques por Jaleos y Tangos Extremeños.

 

MIGUEL VARGAS
Foto : Alfonso Otero

Muchas personas fueron las que influyeron a Miguel en su larga trayectoria, de los que bebió de su arte para llevarle a revolucionar “La Bajañí de Marochandé”. Uno de ellos fue el guitarrista emeritense “Procopio”, del que Miguel guarda muy buenos recuerdos y del que aprendió sus primeros ejercicios de acordes. Otros influyentes fueron las familias de gitanos extremeños como los del Clan de “Los Verdinos”, que con sus cantes y toques por “Jaleos” desde muy niño se fueron apoderando de él en Mérida donde se instalo con ocho años de edad. A los trece años de edad emigra a Cataluña y conoce a un gitano llamado Alfredo con el que hace muy buena amistad y le enseña los estilos del flamenco y a mejorar su técnica. En esta ciudad forma el grupo “Los Brujos” junto a unos primos suyos con la intención de rescatar letras de cantes entablando contacto con el grupo teatral “Rueda Pequeña” , el grupo se prodigaba en Rumbas pero también por Bulerías, Tangos, Alegrías o Soleá.

Miguel Vargas continua su trayectoria por Cataluña ya como profesional, tocando para el bailaor “El Sali” y haciendo galas por Francia, Levante y Cataluña en locales y salas donde actuaban grandes artistas de la época.

En el año 1974 trabaja con el músico y guitarrista Paco Suarez, con grandes planes de montar escuelas de Música, recitales de piano y guitarra e incluso haciendo misas flamencas juntos.

En el año 1987 es designado mejor guitarrista extremeño en la “I Edición del Concurso Internacional de Guitarra Flamenca”, siendo el primer artista flamenco que se interesa por el Fado, creando su espectáculo “Flamenfado” que tuvo continuidad editando “El Roce de las Almas” junto a Sidonio Pereira con la guitarra portuguesa (obra en la que se funden dos grandes músicas cargadas de emociones)
Miguel Vargas tiene también otras colaboraciones registradas con grandes artistas como Miguel de Tena o Juan Cantero.

En la actualidad es el Director Musical del espectáculo “De Tangos y Jaleos”, acompañado de grandes artistas como Paulo Molina, La Caita, El Madalena, Alejandro Vega y el Baile del Peregrino (de este espectáculo tenemos que resaltar las grandes actuaciones en la Bienal de Sevilla 2011 y en el Festival de Nimes 2012 representando el Arte Extremeño.)

Esta escuela, que Miguel Vargas crea con tanto esfuerzo y lucha, tenía dos descendientes, sus hijos Juan y Domingo Vargas, gemelos y nacidos en Madrid en el año 1978, ahora desgraciadamente solo queda uno que es su hijo Juan Vargas que es el heredero del arte de Miguel. Como si fuera un pequeño homenaje a este gran pilar de la Familia Vargas teníamos que hablar de Domingo Vargas que nos dejó el 28 de Agosto del año 2007, porque forma parte de esta gran familia de artistas extremeños y en el aroma que desprende su Toque hay parte de Domingo. La Familia Vargas mantuvo un gran silencio guitarrístico apagando las notas de sus Sonantas durante tres años guardando riguroso luto gitano, hasta que en el “VII Otoño Flamenco de Fuente de los Cantos 2010”, con los guitarristas de Extremadura rindiéndole homenaje a Domingo, su padre y hermano, para regocijo de la afición, retomaron las Sonantas y se volvieron a escuchar los Jaleos más puros y bellos en sus manos, a esto tenemos que añadir que en la “II Edición de Badasóm 2009” se le rindió igualmente homenaje.

Desde la Fundación Guitarra Flamenca también queremos homenajear a este gran artista que siempre estará entre nosotros y os animamos a escuchar los Jaleos y Tangos Extremeños de la Familia Vargas para descubrir toda la savia flamenca de sus Sonantas.

MIGUEL VARGAS

Para ver simulador

hacer clic en la imagen de portada

Artículo : MIGUEL VARGAS.. pag 36

MIGUEL VARGAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *