LPTWes actua

LPTWes

LIGA DE LAS MUJERES PROFESIONALES DEL TEATRO DE ESPAÑA

Por: María José Cortés Robles

El pasado 14 de noviembre tuvo lugar en Madrid el primer encuentro de la Liga de las Mujeres Profesionales del Teatro de España (LPTWes), bajo el nombre ‘ACTÚA’, con el fin de facilitar, a través de un contacto directo y presencial, los principales objetivos de la Liga.

El evento, promovido por el Consejo Territorial de SGAE (Sociedad General de Autores y Editores de España) y organizado en colaboración con la Fundación SGAE, reunió en la Sala Berlanga a un amplio grupo de mujeres profesionales de las artes escénicas, llegando a ocupar la totalidad del aforo.

Este hecho, el de la sala rebosante de interés, supone tan solo una pequeña muestra del entusiasmo que ha generado la LPTWes, desde el inicio de su creación en redes. El primer paso de la Liga en España fue crear un grupo privado de Facebook y dotarlo de contenido. Hasta el momento, se han registrado en dicho grupo seis mil mujeres de las distintas comunidades de España, rebasando las expectativas de las cuatro cofundadoras.

En un principio, esta iniciativa que promueve en España Beatriz Cabur (directora de teatro y dramaturga, residente en Londres), pretende ser espejo de la LPTW de Estados Unidos y la LPTW de Inglaterra, ambas constituidas en asociaciones con treinta años de labor a sus espaldas. Beatriz Cabur, ya con experiencia como miembro de la Liga de Estados Unidos, se pone en contacto con Conchita Piña (directora de la ‘Editorial Antígona’, residente en Madrid), con Inge Martín (actriz, residente en Argentina) y con Yolanda Dorado (dramaturga y docente, residente en Madrid). La respuesta a su proposición es inmediata y afirmativa: las tres se involucran. Oficialmente, la LPTW en España se funda el 27 de marzo de 2016, Día Mundial del Teatro.

Sin embargo, las cuatro cofundadoras de la Liga española, tras reflexionar sobre la particular idiosincrasia del colectivo de mujeres profesionales de teatro en nuestro país, coinciden en la necesidad de buscar una identidad propia como grupo. Consideran que esta comunidad debería ser útil y eficaz a la hora de nutrir las carencias concretas y de solucionar los problemas particulares de este sector de la sociedad española al que ellas mismas pertenecen.

La primera conclusión a la que llegan es precisamente lo conveniente de generar puntos de encuentro que fomenten la visibilidad del colectivo y aumenten las oportunidades laborales. De ahí la propuesta de eventos anuales de networking. El primero de estos encuentros ha sido el evento ‘Actúa.

Las líneas fundamentales del proyecto LPTWes se proponen crear una red de contactos que genere a su vez otras redes de colaboración y de gestión entre las afiliadas a la Liga a través de: compartir información relevante que pueda servir de apoyo a la creación de proyectos o a aumentar el alcance de los mismos, promover la contratación laboral, dar difusión a otras asociaciones entre mujeres que trabajen con iguales objetivos en el ámbito de la cultura -sirvan de ejemplo: “Clásicas y Modernas, asociación para la igualdad de género en la cultura”, “AMAEM Marías Guerreras”, “Dones en’art” o “Projecte Vaca”. -
El esqueleto que sostiene este proyecto común de la LPTWes, es una base de datos perfectamente estructurada. A través de formularios a disposición de sus miembros en Facebook, se ha ido creando un listado de profesionales de hasta cincuenta disciplinas distintas relacionadas con las Artes Escénicas. Estos datos pueden ser consultados por cualquier miembro de la Liga, para poder ser valorados a la hora de cubrir algún puesto de trabajo vacante, ya sea en el equipo artístico como en el técnico, o en lo que se refiere a la producción, o a la distribución, etc.

El corazón de la Liga es el llamado ‘Programa de Mentorías’, que consiste en poner en contacto a un miembro de la Liga que cuente ya con un bagaje profesional de más de diez años (mentora), con alguien que está empezando (telémaca). En Estados Unidos y en Londres -donde Tamara Rojo es una de las líderes del programa inglés- llevan tiempo utilizando con éxito esta herramienta de la Liga. Lo que diferencia al programa español es que está muy estructurado, en comparación con los modelos de las otras Ligas. En el español, el compromiso entre mentora y telémaca se inicia con la firma de un ‘Acuerdo’ y tiene un seguimiento de seis meses por parte de la Liga. A partir de la firma, ambas implicadas deben seguir con exactitud la ‘Guía de Mentorías’ publicada en la página de Facebook. Con esto se pretende garantizar que haya un seguimiento, que tanto la mentora como la telémaca cumplan con el programa y que este sea efectivo. Considerando que la mentorización es un proceso que se da de forma natural entre los hombres en el ámbito profesional, con este programa la Liga pretende cargar la balanza a favor de las mujeres hasta alcanzar un equilibrio. En la actualidad hay cien mujeres interesadas en este programa de la Liga española.
Tras la rueda de prensa, por la mañana -a la que fuimos convocados a través de Pilar Almansa (directora de teatro y dramaturga), se nos emplazó a regresar por la tarde para ser testigos del evento. Así lo hicimos, regresamos a la sala para ocupar nuestros asientos reservados. Doscientas mujeres ocuparon también los suyos. Además, se nos informó de que el evento iba a ser retrasmitido por streaming. Mensajes luminosos anunciaban desde el foro la oportunidad de algo nuevo. Xenia Sevillano y Carolina Lapausa condujeron el espectáculo intentando en todo momento huir de lo solemne y robar al público una sonrisa o una carcajada que contribuyese a un ambiente relajado y de disfrute común. Lo más espectacular del evento corrió a cargo de Funamviolistas. Este inusual grupo artístico, narrador de historias teñidas de melancolía que combina la música, el canto, la danza, el humor y el gesto- envolvió al público en unos momentos mágicos.

El sonido de una lluvia imaginaria entre los dedos de las intérpretes y la marcada pasión de unos pasos de danza, mantuvo la sensibilidad de las presentes asida a la cintura de los instrumentos que giraban y se mecían, al vuelo sublime de los arcos contra las cuerdas.

En una breve introducción, con el uso de la palabra, las artistas de la compañía compartieron con el público los avatares de su propia trayectoria artística, hoy por hoy repleta de premios y reconocimientos. Una historia de superación y de coraje, inspiradora.

‘Actúa’, buscaba distinguirse de otras iniciativas ya vividas, como mesas redondas o conferencias, con una perspectiva más lúdica y práctica. Buscaba ante todo la motivación. Para ello se invitó a participar a Marinma Dorado, coach profesional que viaja por todo el mundo realizando eventos de motivación para empresas, y que adaptó su experiencia en este campo a lo más conveniente y específico para profesionales del teatro. “La realidad exterior es simplemente un reflejo de nuestra realidad interior”, es la premisa en la que se basa Marinma Dorado. A partir de ahí realiza una serie de ejercicios que persiguen que se redescubra el propio poder, desde una actitud abierta que permita el reconocimiento de la propia valía y anime a derribar limitaciones ficticias que impiden el avance profesional. Esta interacción entre las presentes supuso un entrenamiento para el posterior encuentro de networking que tuvo lugar en el hall como colofón del evento, con ‘Whisky Jameson’ como patrocinador. Mientras se charlaba animadamente con una copa en la mano sobre proyectos teatrales, impedimentos y posibles colaboraciones, fueron pasando los minutos, hasta agotarse el tiempo convenido para el uso de la sala Berlanga. Algunas nos retiramos cuando, todavía en la puerta, se hablaba de continuar la reunión en algún bar de la zona.

Con movimientos socioculturales como este, inserto en el centro mismo del colectivo profesional que sufre el choque contra las barreras que se desean derribar, se irá labrando un camino a las futuras generaciones en el que la equidad sea la medida ética que rija el comportamiento de todos. La LPTWes seguirá desarrollando programas, repensando la utilidad de los mismos, dando lugar a eventos, creando el modo de llevar a buen término sus encomiables objetivos. Podré contar que estuve presente el día que se alzó la cresta de este tsunami imparable. Hasta que se trasforme el horizonte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *