Bellas ArtesEjemplar XXIV

EXIT ART

EXIT ART 14 artistas

EXIT ART

14 artistas que nunca bajaron la cabeza

Exposición en México de artistas cubanos

La exposición EXIT ART 14 ARTISTAS CUBANOS, proyecto de Hubert Moreno acogido por la DOMINGUEZ Y BUIS GALERÍA (Jalapa, Veracruz, México, desde el 16/11/2019 hasta el 16/1/2020), nos muestra la obra reciente de catorce creadores participantes de un movimiento artístico que provocó, hace ya más de tres décadas, fundamentales cambios en la historia del arte cubano.

Nos referimos, por supuesto, a aquella espontánea e intensa generación de los ´80 de la que tanto se ha hablado, un suceso marcado por el surgimiento de instituciones relacionadas con la promoción artística, algunos hechos históricos que quebraron el aislamiento anterior y la influencia de la Perestroika, entre otros factores. Porque este movimiento no era disidente con respecto a la utopía socialista, es cierto que era crítico ante la censura y los esquemas marcados por el estalinismo, pero era el doble de utópico en cuanto a los pensamientos que enarbolaba.

Al principio los artistas intentaban ponerse al día respecto a los lenguajes más contemporáneos, acercarse a lo que veían en las revistas internacionales de arte; es a partir de la segunda mitad de la década que ocurre la más interesante transformación, el desarrollo de una actitud precisamente contraria a la imperante en el mundo de las galerías: trabajar en la vía pública, accionar la conciencia del espectador que no iba a los eventos artísticos, desmitificar la condición de “genio” del artista de éxito y trabajar colectivamente bajo preceptos muy diferentes a los tradicionales.

Entre sus integrantes se hablaba mucho de crear un “arte del socialismo” como alternativa a la sovietización y al llamado “realismo socialista”, un arte integrado a la gente, más profundo y que dinamitaría incluso sus funciones tal como se conocían hasta ese momento. La obra renunciaría a su valor como objeto de museo y sagrado, la comunicación con el público se establecería de manera mucho más cercana. Uno de sus más importantes exponentes (Abdel Hernández) teorizó sobre la renuncia al término “Arte” para sustituirlo por el de “Hacedor”. Se pretendía utilizar el arte como una vía de transformación social constructiva. Las motivaciones eran internas, no había detrás de estos artistas ninguna compañía poderosa ni se trataba de una empresa lucrativa a lo Banksy (para no poner otros ejemplos más cercanos).

Todos esos pensamientos quedaron atrás, el tiempo marcó otros rumbos a los artistas que emigraron a diversas partes del mundo, debían enfrentarse a otros retos: a la transformación forzada que implica la adaptación a otra cultura, a sobrevivir superando las desventajas del migrante-mutante-transculturizado, pero del mismo modo en que la infancia condiciona la vida de un ser humano para siempre, algo de aquella utopía quedó en el interior de aquellos creadores.

Participan en esta exposición José Bedia, Carlos Alberto García de la Nuez, Pedro Vizcaíno, Israel León, Fernando García, Ileana Villazón, Sebastián Elizondo, Marta María Pérez, Ángel Delgado, José Luís Alonso Mateo, Carlos Michel Fuentes, Ángel Alonso, Ciro Quintana y Hubert Moreno (también comisario de la muestra).

Aún se respira en sus obras, más maduras ahora e igualmente enérgicas, esa intención comunicativa que los caracterizaba. Claro, en general ya no hay aquel sabor a “despreocupación” estética, aquel “descuido” intencionado de la factura, aquella inocente ausencia de firmas, felicidad marcada por un colectivismo juguetón. Por otro lado la experiencia los ha hecho más maduros y contundentes en sus propuestas, y lo más importante: siguen haciendo el arte que quieren hacer sin bajar la cabeza, sin conservadurismos y sin miedo.

Esa actitud se mantiene, más allá del cinismo que podamos encontrar; cinismo hubo siempre, doble intención, sarcasmo… lo que no había era postureo, era imposible oyendo tan buena música, leyendo tan buenos libros. Como dice Fito Paez “estaban altas las defensas, no se comía tanta m…” .

Por: Ángel Alonso

Kiosco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *