Bellas ArtesEJEMPLAR XIXEspañagraffiti

EMAKLEIM

Proyecto BIO EmakLeim

EMAKLEIM

Arte calle
Por: Mireia Correcher Bernet

Memoria de la vida cotidiana de los hombres desde la antigüedad, los grafitis siempre han sido un medio de expresión relacionado con reivindicaciones, denuncias, eventos…; se encontraban en las paredes de las casas, de iglesias, de castillos, en los calabozos, las canteras subterráneas, sobre los peñascos… Que se traten de símbolos religiosos, inscripciones militares, de siluetas de animales o humanas, eslóganes políticos o meros ornamentos, estos dibujos nos dan mucha información de los modos de vida, creencias o centros de interés de la humanidad a lo largo de los siglos.

A finales de los años 60 y en varios países a ambos lados del Atlántico, y con la disponibilidad de aerosoles de pinturas esmaltadas, una parte de los tags y de los graffitis ganaron vocación estética. Esta forma de expresión urbana nació en Nueva York ligada al movimiento Hip Hop, siendo los propios pintores neoyorquinos los que importaron este nuevo arte a Europa, donde ya es imposible, en nuestros días, concebir el paisaje urbano de las grandes capitales sin los tags y otros graffitis destinados a interpelar e impresionar al espectador, constituyendo una manifestación del espíritu humano y poético por su aspecto efímero y altruista. Como escribe Norman Mailer en The Faith of Grafito: “¡El arte de los grafitis es un ave salvaje que no se deja domesticar! Es el grito de rebelión y de afirmación de sí misma de la joven tribu que proyecta los apocalipsis futuros sobre las paredes de las nuevas cuevas urbanas, hay un arte del rechazo que se expresa en lugares bien elegidos del espacio urbano, según una estrategia de visibilidad. Es ofrecido a los transeúntes anónimos por artistas que no son totalmente anónimos, por un momento deparado en la turbulencia, una mueca en la trivialidad del ambiente o una sonrisa para recalentar una pared leprosa”.

Desde sus principios, el tag y el grafiti combatieron para no ser vistos como un vandalismo primario sino como un arte de pleno derecho; sin embargo, algunos refractarios lo consideran pernicioso para la sociedad e incluso una enfermedad que se extiende indefectiblemente, así los artistas y escritores urbanos hicieron evolucionar su concepción del grafiti con el fin de hacerse aceptar, particularmente por ciertas altas instituciones. Es en este contexto donde ubicamos a dos de los artistas más notables de nuestro país: EMAK y LEIM (EMAKLEIM cuando su obra es grupal).

EMAK (Barcelona, 1980) es uno de los escritores de grafiti con mayor dominio de las letras en todo Europa. Su carrera se inició muy pronto tras ver por la calle obras de otros artistas con las que quedo impresionado: alguien que estuvo ahí dejó parte de su esencia, intentaba decir algo a los demás, usando un lenguaje y un soporte con muchas posibilidades; podía decir lo que quisiera, como quisiera y donde quisiera, desde entonces forma parte de su vida y lo que en definitiva le da sentido. Escribe porque puede expresarse sin dar explicaciones innecesarias y porque le enriquece como persona.
Su proceso de creación es bastante caótico. En sus proyectos parte de algunos elementos que no le funcionan y va cambiando, amontonando letras y formas en sus bocetos sobre papel, y una vez en el muro, que es un lienzo totalmente diferente de donde inicialmente ha plasmado sus ideas, mira de encajarlo con maestría, combinando el esmalte en aerosol con la pintura acrílica y las brochas, construyendo planos en movimiento, formas evasivas, y colores prodigiosos de osado equilibrio para poder proyectar aquello que le interesa; juega con las dimensiones, las estructuras y el peso para trasmitir fuerza, busca y usa los efectos necesarios para conseguir que las diferentes capas asomen. Al final el entorno es quien tiene la última palabra provocando un sentido nuevo en las expresiones y que los colores se vean diferentes a como se plantearon en los bocetos.
Actualmenmte EMAK cuenta con una amplia trayectoria, sus aerosoles han sido artífices de numerosas obras, y su destreza reconocida internacionalmente. Ha participado en numerosos eventos grafiteros, como el Camp Combo Festival de Karlsruhe en Alemania o el Roskilde Festival de Dinamarca, y ganado numerosos certámenes, como el Mixing Colors de Rubí, el Día Internacional de la Pintura de l’Espai Jove Boca Nord de Barcelona o el concurso para la ejecución de un mural de gran formato en el espacio Cal Badia de Igualada. De sus exposiciones hay que destacar la muestra que presentó en la galería de arte Friches et Nous La Paix de París.
LEIM, natural de Altafulla, es un artista autodidacta que se define como escritor de grafiti. Desde 1998 muestra sus obras de gran formato por la comarca del Camp de Tarragona (sirvan como ejemplo el Proyecto BIO, el Proyecto Chartreuse o “Els Cadàvers Exquisits” del Tinglado), si bien su talento le ha abierto fronteras para colorear con sus espráis buena parte del territorio nacional e internacional. Su inspiración nace de aspectos tradicionales, culturales y folclóricos de la localidad donde actúa, plasmados en sus obras y elaborados, principalmente, con pintura de espray y plástica, donde los transeúntes pueden identificarse sintiéndose parte de la obra. Para LEIM el arte es una forma de expresión y de canalización de las emociones y los sentimientos, y eso es lo que pretende verter en sus creaciones.

Constata LEIM que hay una falta evidente de espacios habilitados para que los artistas puedan expresarse; los grafiteros necesitan sitios para practicar y desmitificar que los que escriben son delincuentes. El grafiti es arte y debe respetarse como tal, por eso lucha, para que se les pondere igual que a otros artistas plásticos y considera que la cesión de espacios públicos, por parte sobre todo de los ayuntamientos, es un acierto. Cuando más espacios tengan, más fácil será concienciar a la población que el grafiti es un arte y menos espacios no permitidos se utilizarán. Los escritores abren un diálogo para poblar de identidad los lugares en los que intervienen y conseguir que el espectador reflexione cuando pase por allí.

Actualmente, se dedica de forma exclusiva a las artes plásticas y la decoración artística (sobre rótulos, murales, persianas, retratos, cuadros…); a la vez forma parte de diversos grupos de grafiti, como FREE EXPRESSIÓ de Reus, FUTURE CLASSICS de Barcelona y TOBETRUE (grupo con miembros repartidos por toda Europa).

Un comentario en “EMAKLEIM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *