Cuando llegue la muerte

 

Tu cuerpo es
el lugar desde donde aceptar lo inevitable.
La impermanencia,
el devenir,
el caos,
la vida,
la muerte.
Desde qué punto ageográfico
vamos a asumirlo
tiene poca importancia;
lo esencial radica en la elección
y yo elijo morir amando.
Y si pudiera elegir, aún más,
amando a tu lado.
La muerte se esconde
tras cada ángulo de segundo.
Cuando llegue, sigilosa,
que me encuentre amando.

LORENA CASAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.