Cuando llegue la muerte

 

Tu cuerpo es
el lugar desde donde aceptar lo inevitable.
La impermanencia,
el devenir,
el caos,
la vida,
la muerte.
Desde qué punto ageográfico
vamos a asumirlo
tiene poca importancia;
lo esencial radica en la elección
y yo elijo morir amando.
Y si pudiera elegir, aún más,
amando a tu lado.
La muerte se esconde
tras cada ángulo de segundo.
Cuando llegue, sigilosa,
que me encuentre amando.

LORENA CASAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *