Foto: Pixel Anerchy

STENCIL, UN ARTE DE LA CALLE.

Foto: Pixel Anerchy

Foto: Pixel Anerchy

STENCIL, UN ARTE
DE LA CALLE.

Se dice que las paredes oyen, pero también sabemos que expresan, hablan y nos cuentan historias. En este contexto surge el stencil como un lenguaje del muro, de la ciudad y sus calles. Entre hobby y mecanismo de denuncia, stencil posee hoy día un status diferenciado en el ámbito de las artes plásticas.

El movimiento Stencil o Esténcil recibe su nombre de la milenaria técnica del mismo nombre, también conocida como Estarcido, técnica que consiste en la aplicación de pintura sobre una determinada superficie a través de una plantilla, hasta generar una serie de diseños reiterativos. Si bien esta práctica decorativa hunde sus raíces en el arte rupestre paleolítico y existen manifestaciones en el Antiguo Egipto, Roma o el Lejano Oriente, alcanzaría su mayor grado de popularidad en Estados Unidos en la décadas de los 60 y 80 con artistas pop tales como Warhol o Rauschenberg, quienes basaban su obra en el empleo de la serigrafía, o los populares grafiteros Keith Haring y Basquiat. Y es este arte del graffiti urbano en donde se sustentan los pilares del stencil, configurándose como una tendencia artística con personalidad propia.

Debes iniciar sesión para ver el resto del contenido. Por Favor . ¿Aún no eres miembro? Únete a nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *