BarcelonaBellas ArtesEJEMPLAR XVIIIEspaña

Al aire libre “MediteJANO”

MediteJANO

MediteJANO

Al aire libre

Por: Pierre Rivero

“Quiero compartir con la gente mis recuerdos de infancia y juventud. El mediterráneo llenó todos mis primeros años y Barcelona es un espacio ideal para compartirlo.
El artista de origen francés y afincado en Barcelona Jano presenta esta vez en la sala Nauart la exposición Medite-Jano. Previa a esta, en el “Château Royal de Collioure”, realizó una exposición del mismo nombre. Debido al éxito de esta, Medite-Jano se convierte en una muestra itinerante que ahora llega a Barcelona después de un periplo de exposiciones por varias ciudades como Narbonne, Miami y otras. La importancia del mediterráneo en la obra de Jano es un elemento constatable en su obra y de ahí este juego de palabras. La nostalgia y la calma se ven reflejadas en figuras estáticas de formas austeras, como una representación simplificada de la realidad. Acompañada de la luz, el uso especial del mar transforma la escena en un ambiente semiárido. El espectador al mirar la obra desde una perspectiva central, se introduce en la escena como un integrante más de la misma. Este tratamiento cinematográfico hace de la obra un ejemplo singular de movimiento estático. Con una paleta donde predominan el azul y el verde, la obra conserva la esencia del mediterráneo evocando una sensación de tranquilidad, frescura y calma natural. Jano armoniza las propiedades hipnóticas del azul con las cualidades de renovación del verde, en una obra revitalizante que también representa la familia, la comunicación, el romance, la claridad y la juventud. En su trabajo se puede sentir la humedad, el calor y la arena gracias a una depurada técnica y un gusto exquisito. En la pincelada pulida y precisa descubrimos un empaste ligero de una gran fuerza y cadencia, todo esto queda reflejado en una gran economía de medios que nos devuelven un paisaje luminoso y limpio, donde nada tiene un protagonismo excepto la composición en sí. Esta última se presenta plana, horizontal y abierta en perfecta armonía con la verticalidad de los personajes. La obra de Jano es un buen ejemplo de reconciliación entre estética y concepto; el artista insiste en la necesidad de combinar técnicas y mensaje, por eso en estas exposiciones no solo encontramos marinas, tambien veremos apuestas cercanas al dibujo y otras técnicas pictóricas. “Para los monjes tibetanos, el verde azulado es un símbolo de la infinitud del mar y el cielo, mientras que para los egipcios es el color de la verdad y la fe”. Para Jano son recuerdos y nostalgias que no quiere olvidar y quiere compartir con nosotros en estos encuentros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *