IN MY TAXI

IN MY TAXI

Espronceda, Center for Art and Culture se complace en presentar, en asociación con la Bruce Silverstein Gallery, de Nueva York, IN MY TAXI, una exposición de más de 40 extraordinarias fotografías que abarcan 4 décadas del trabajo del artista y taxista americano, Ryan Weideman.

Espronceda, Center for Art and Culture se complace en presentar, en asociación con la Bruce Silverstein Gallery, de Nueva York, IN MY TAXI, una exposición de más de 40 extraordinarias fotografías que abarcan 4 décadas del trabajo del artista y taxista americano, Ryan Weideman.
Epronceda es la primera parada de esta exposición itinerante que ofrece una visión única y de primera mano del periodo de diversidad cultural que caracterizó la evolución de la ciudad de NY entre los 80 y el cambio de siglo; un periodo en el cual la ciudad experimentó grandes cambios a nivel económico y social. Tomando fotografías de los personajes de este floreciente periodo, desde modelos a poetas, drag queens y famosos, a hombres de negocios y prostitutas, Ryan Weideman transformó con habilidad su taxi en un estudio artístico altamente funcional. La naturaleza móvil de su situación (el poder sumergirse en la acción), le permitió poder capturar el espíritu de los tiempos en un estilo propio y fluido.
A la vez que realizaba fotografías excepcionales no solo por su contenido sino por su técnica, Weideman a menudo se incluía en las imágenes, sin soltar su cámara analógica, previendo el efecto selfie que varias décadas más tarde se haría tan popular. En los inicios de su carrera, las composiciones se centraban en sus pasajeros, pero a partir de 1986, comenzó a yuxtaponerse con sus compañeros de viaje, e incluso con los peatones de más allá de la ventana de su taxi, a menudo en un encuadre único.
Trabajando en el turno de 5 de la tarde a 5 de la mañana, su taxi se convirtió en la herramienta perfecta para documentar la rica vida nocturna de Nueva York durante más de 30 años, pasando de los bulliciosos 80, al hip-hop y grunge de los 90, y entrando de lleno en el milenio. Con estas imágenes, somos testigos del paso del tiempo, de años a décadas. Mientras los pasajeros vienen y van, Weideman se convierte en la única constante, siempre en el asiento del conductor. Él es cámara y coprotagonista en este teatro en constante evolución.
Betty Byzantine Salsa, 2002. Gelatin Silver Print (40.6 x 50.8 cm). Firmado, titulado y fechado en Verso Edición 115 RWE-00184-SP. (Courtesy Espronceda and Bruce Silverstein Gallery, New York).
Desde la aclamada Taxi Driver de Martin Scorsese, a la galardonada Sitcom Taxi, la vida de un taxista neoyorquino se ha considerado siempre un gran icono de la cultura pop americana. Quince años después de que el viaje de Weideman empezase, el documental de la HBO Confesiones en un taxi, se convirtió en una sensación televisiva.
Por primera vez en 10 años, el trabajo de este fotógrafo es mostrado públicamente, y su exposición contiene fotografías en blanco y negro reveladas por el artista en su apartamento/baño/cuarto oscuro.

La exposición estará abierta desde el 2 hasta el 17 de junio de 2017 en Espronceda Center for Art and Culture, en Barcelona. La inauguración, con presencia del artista, se celebrará el día 1 de junio, jueves, a las 19:30.

 

VER EN PÁGINA 14

Fechas: Mayo - JUNIO
Lugar: Galería Ángel Cantero
(C/ Juan Madrazo, 25 - Bajo / 24002 LEÓN (ESPAÑA) (+34) 987 24 23 54)
Artista: José Manuel Martínez Pérez
Más información: www.angel-cantero.com

Revista impresa

portada revista

Ver simulador

Revista XII

Suscribirse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *